Introducción a la alimentación complementaria

La Organización Mundial de la Salud, el UNICEF y la Academia Americana de Pediatría, entre otras, afirman que los bebés amamantadosno necesitan ningún otro alimento en su dieta hasta la mitad del primer año. Antes de este tiempo, el sistema digestivo del bebé no ha madurado lo suficiente como para digerir y procesar adecuadamente ningún otro alimento que no sea la leche materna.

A partir del primer medio año, los bebés varían ampliamente en las edades en las cuales están listos para alimentos complementarios. Así como tu bebé te ha manifestado hasta ahora cuándo tiene hambre y cuándo se siente satisfecho, será tu bebé quien te de señales claras de que ya está listo para empezar con los sólidos. Por esto, observar a las señales que muestren que está listo (como hay mucha variedad de un niño a otro, puede ocurrir entre los 6 y los 12 meses), sin necesidad de mirar el calendario, ayuda a prevenir alergias en el futuro, respetando así el ritmo de crecimiento de cada niño.

Las señales identificadotas de que el bebé ya está listo para otros alimentosincluyen:

  • se incrementa el número de veces que el bebé pide mamar, y ello no se relaciona con una enfermedad o con la salida de los dientes
  • se sienta sin ayuda
  • ya no empuja hacia afuera con la lengua alimentos que se le dan a probar
  • muestra un interés genuino en lo que tú, como adulto, comes
  • intenta alimentarse por sí mismo.

Cuando comiences a darle a tu bebé alimentos complementarios, recuerda que todo el proceso debe ser agradable y como si fuese un juego, debes esperar que tu bebé quiera tocar y jugar con la comida, ya que es a través del placer de sentir, tocar, y probar como aprenderá a hacerlo por sí solo satisfactoriamente. En este intento, colocar un babero grande, un papel o plástico debajo de su silla facilita la limpieza, así como también no interrumpir su diversión al limpiarlo la boca constantemente. De igual manera, ponerle en nuestra mesa cuando estamos comiendo hace que participe en el momento de la comida y comparta nuestro disfrute con la comida.

He aquí algunas instrucciones que pueden serte útiles a la hora de concretar:

 

– Introduce solamente un alimento a la vez y espera unos dos o tres días antes de ofrecer un alimento nuevo. De esta forma puedes observar si hay signos de reacciones alérgicas (como erupciones cutáneas, culito irritado, vómitos, tos, diarrea). Si tienes historia de alergias en tu familia, requiere un cuidado especial. Los alimentos comúnmente asociados con reacciones alérgicas incluyen: la leche de vaca, huevos (sobre todo las claras), frutas cítricas, frutos secos y alimentos que contengan gluten.

– Cuando tu bebé comience a comer otros alimentos, no olvides darle el pecho primero, antes de ofrecerle cualquier otra cosa. Los demás alimentos no son tan buenos para tu bebé como la leche materna. Durante el primer año, sólo estarás acostumbrando al bebé a otros sabores y texturas e interesa que tenga un volumen adecuado de leche para que la leche materna siga siendo la principal fuente de alimentación. Es importante saber que el bebé no necesita grandes cantidades de los otros alimentos, basta con unas pocas cucharaditas para empezar. Se trata decomplementar la leche materna, no de sustituirla.

– El plátano, el aguacate, la patata machacada con un tenedor pueden ser alimentos fáciles para empezar y la mayor parte de los bebés los aceptan bien. Comidas altas en proteínas, tales como: un hueso de pollo para que mordisquee (aunque no tenga dientes), carne tierna y en trozos muy pequeñitos, etc. siguen después. Mejor esperar para introducir los huevos, el trigo y el maíz.

– No es necesario comprar potitos u otros preparados comerciales de comida. Tú puedes preparar la comida de tu bebé usando una licuadora, un “minipímer”, procesador de alimentos, o un tenedor. Si llegas a comprar comida comercial, lee las etiquetas cuidadosamente y evita alimentos que contengan azúcar agregado.

La filosofía de la Liga de La Leche en cuanto a la nutrición se aplica a los bebés que comienzan a comer otros alimentos así como al resto de la familia: “Una buena nutrición significa ingerir alimentos bien equilibrados y variados, tan cerca de su estado natural como sea posible”.

No hay comentarios Permalink

Say something

Your email address will not be published. Required fields are marked with a grey bar.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>