Protocolo a seguir sobre alimentación con leche materna en las escuelas infantiles de titularidad de la Comunidad de Madrid

Las escuelas infantiles deben facilitar la alimentación de los niños y
niñas lactantes en función de las recomendaciones establecidas por
sus pediatras.
La lactancia materna es la forma más idónea de alimentación del niño
durante el primer año de vida. El Comité de Lactancia Materna de la
Sociedad Española de Pediatría así lo recomienda en su página web:
http//www.aeped.es/lactanciamaterna/lactmat.htm#documento.
La alimentación con leche materna a los lactantes que asisten a las
Escuelas Infantiles, de las que la Consejería de Educación es titular,
puede hacerse tanto a través de la propia madre, asistiendo al centro
para darle el pecho, como por vía de almacenamiento, de la leche
que se haya extraído previamente, cuando la madre no se pueda
desplazar.
Desde el punto de vista sanitario deben seguirse una serie de
recomendaciones para que las condiciones de higiene y valores de la
lecha materna sean preservados:
Consejería de Educación
La leche materna se puede extraer para su posterior utilización
garantizando su conservación adecuada a temperatura ambiente,
en refrigerador o en congelador, en función del tiempo que se vaya
a tardar en utilizarla:
· Leche refrigerada (en nevera) deberá haber sido extraída ese
día o el día anterior y mantenerse refrigerada entre 0º C y 4º C
durante su transporte y conservación.
· Leche congelada, dependiendo del frigorífico se admiten los
siguientes tiempos de conservación:
o En congelador con puerta independiente (tipo combi)
hasta 3-4 meses.
o En congelador dentro de la misma nevera hasta 2
semanas.
La leche se puede almacenar en bolsas que existen en el mercado,
especialmente diseñadas para este fin, que se acoplan al
sacaleches directamente y luego se cierran. También se puede
almacenar en biberones cerrados.
A la Escuela Infantil se llevará la cantidad necesaria para
todo el día, repartida en varios recipientes (biberones),
tantos como tomas, para evitar exceso de manipulación.
Deben estar claramente identificados con la fecha de
consumo, el nombre y dos apellidos del lactante.
La Escuela Infantil la conservará en refrigerador entre 0º C y
4º C.
La leche se le dará al bebé a la temperatura habitual: se
calentará a temperatura ambiente o en un recipiente de
agua caliente hasta que alcance la temperatura de 36º C,
que es a la temperatura que sale del cuerpo de la madre.
La leche materna no se debe hervir, ni calentar en el
microondas.
El recipiente donde se almacena la lecha materna y los envases
utilizados para alimentar al bebé, deben lavarse cuidadosamente con
agua caliente y jabón, aclararse y secarse bien.
Los padres/madres de los niños escolarizados en las Escuelas
Infantiles que deseen seguir este tipo de lactancia con su hijo,
deberán cumplimentar un documento de autorización de
administración de leche materna (Anexo I).
Ante cualquier duda, los responsables de las Escuelas
Infantiles pueden solicitar ayuda a los profesionales de los
Centros de Salud.

No hay comentarios Permalink

Say something

Your email address will not be published. Required fields are marked with a grey bar.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>